Regresar al Curso

Cábala Terapéutica

0% Completado
0/0 Pasos
  1. Introducción a la Cábala

    Bienvenida
    2 Temas
  2. Introducción a la Cábala
    3 Temas
  3. 7 Leyes Cósmicas
    9 Temas
  4. El Árbol de la Vida
    ÁRBOL DE LA VIDA
  5. Definición de los 10 aspectos iniciáticos de los 10 Sephirot
    Definición de los 10 aspectos iniciáticos de los 10 Sephirot
    20 Temas
  6. Portal Daath
    PORTAL DAATH
    2 Temas
  7. ACTIVIDADES
    Actividades por cada Sefira
    1 Tema
  8. Los Senderos del Árbol de la Vida
    SENDEROS DEL ÁRBOL DE LA VIDA
    2 Temas
  9. EL LOCO: SENDERO 0
  10. EL MAGO: SENDERO 1
  11. LA SUMA SACERDOTISA: SENDERO 2
  12. CLASE EN VIVO
  13. CÁLCULOS
    4 Temas
  14. LA EMPERATRIZ: SENDERO 3
    1 Tema
  15. EL EMPERADOR: SENDERO 4
    1 Tema
  16. EL SUMO SACERDOTE: SENDERO 5
    1 Tema
  17. CLASE EN VIVO
  18. LOS ENAMORADOS: SENDERO 6
    1 Tema
  19. EL CARRO: SENDERO 7
    1 Tema
  20. LA JUSTICIA: SENDERO 8
    1 Tema
  21. CLASE EN VIVO
  22. EL ERMITAÑO: SENDERO 9
    1 Tema
  23. LA RUEDA DE LA FORTUNA: SENDERO 10
    1 Tema
  24. LA FUERZA: SENDERO 11
    1 Tema
  25. EL COLGADO: SENDERO 12
    1 Tema
  26. LA MUERTE: SENDERO 13
    1 Tema
  27. LA TEMPLANZA: SENDERO 14
    1 Tema
  28. EL DIABLO: SENDERO 15
  29. LA TORRE: SENDERO 16
  30. LA ESTRELLA: SENDERO 17
  31. LA LUNA: SENDERO 18
  32. EL SOL: SENDERO 19
  33. EL JUICIO: SENDERO 20
  34. EL MUNDO: SENDERO 21
Progreso de la Lección
0% Completado

A. SEFIROT: Cada Sefira posee un nombre que se puede comparar a su alma: 

1ª Kether: la Corona

2ª Hochmah: la Sabiduría Revelada

3ª Binah: la Inteligencia Concreta

4ª Hesed: la Misericordia y Abundancia

5ª Gueburah: el Rigor y la Fuerza

6ª Tiferet: la Majestuosidad o la Belleza

7ª Netzah: la Victoria

8ª Hod: la Gloria

9ª Yesod: el Fundamento

10ª Malkuth: el Reino

A cada Sefira le corresponde una jerarquía angélica encabezada por un arcángel: 

1ª Kether: los serafines, encabezados por Metatrón

2ª Hochmah: los querubines, encabezados por Raziel

3ª Binah: los Tronos, encabezados por Tsaphkiel

4ª Hesed: las Dominaciones, encabezados por Tsadkiel

5ª Gueburah: las Potencias, encabezados por Kamaël

6ª Tiferet: las Virtudes, encabezados por Mikhaël

7ª Netzah: los Principados, encabezados por Haniel

8ª Hod: los Arcángeles, encabezados por Raphaël

9ª Yesod: los Ángeles, encabezados por Gabriel

10ª Malkuth: los hombres perfectos, bajo la protección de Uriel

A cada sefira le corresponde la energía de un planeta, que nos puede ayudar a entender mejor el contenido de la sefira. Comenzando por la parte baja del Árbol encontramos: 

-Malkut: la Tierra

-Yesod: la Luna

-Hod: Mercurio

-Netzah: Venus

-Tiferet: El Sol

-Gueburah: Marte

-Hesed: Jupiter

-Binah: Saturno

-Hochmah: Urano 

-Kether: Neptuno

Cómo antes hemos nombrado Kether es el origen y, a partir de esta sefira, se entra en la manifestación de la Creación. La emanación divina fluirá de una sefira a la otra por el rayo luminoso o sendero centelleante. 

El descenso de la energía divina se puede comparar a una fuente que nace en la montaña, con una energía muy pura y poderosa que se derrama de sefira en sefira.

Kether es el reflejo de Dios, contiene una fuerza y una potencia tan poderosa, que la derrama en Hochmah, la Sabiduría revelada. Por su parte, Hochmah se derrama en Binah, la esfera de la inteligencia y de la inflexibilidad. A continuación, Binah derrama y llena la sefira siguiente, Hesed, la Misericordia, la indulgencia, pasando por Daat, el conocimiento. Por su parte, Hesed se vierte en Gueburah, la sefira de la combatividad, es la región de Marte. 

Gueburah se derrama en Tiferet, la región de la belleza, la luz y la pureza. Tiferet, por su parte, se derrama en Netzah, la región del amor y de Venus. Netzah se derrama en Hod, la Gloria, la región del saber, el intelecto y el conocimiento. Hod se derrama, a su vez, y llena Yesod, como un receptáculo cargado de una energía inmensa que transmitirá a la última sefira, Malkuth, el Reino. Esta última sefira recibe la acumulación de las sefirot precedentes. 

En cada etapa, esta emanación divina cambia de polaridad, de aspecto, de cara. A medida que baja y plasma nuevos mundos, la emanación divina se condensa más y más. De esta manera, el flujo de emanación divina llega hasta Malkuth cargado de la quintaesencia divina concentrada, cargada y densa. Malkuth es el reflejo de Kether, por eso difunde también una luz maravillosa.

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *